lunes, 29 de agosto de 2011

Capítulo 106: Un Doloroso Secreto (Part. 01)

Hallo mis amores aqui su servidora subiendoles un nuevo capitulo de este su fic, espero les guste mucho y como siempre muchas gracias por su apoyo las amo y adoro mis pequeñas y bellas lectoras ♥
Sin más por el momento disfruten de este capi. el dia miercoles les dejare otro capi esten al pendiente porque se acerca el gran final de este fic ....


 
Me moví de forma en que ella pudiera quitarse de encima mío, ya que estábamos cansados de todo el meneo que nos habíamos dado, en esas 2 horas.



Y la verdad es que en este momento no tenía ni una puta idea de que horas eran.



Mi respiración volvió a la normalidad a los pocos minutos, pero la de ella aún seguía igual de agitada por el cansancio.





Alice: Bill, me encanta pasar la noche contigo

Bill: A mí, más –sonreí.



Narra Yazz:



Aún, no sabíamos nada de él, no nos contestaba el celular ni nada.



Tom: Tú sigue durmiendo, tienes que descansar

Yazz: ¡Pero no puedo!

Tom: ¡No me importa tú tienes que descansar!



Tom lucia demasiado molesto por lo tanto tenía que hacerle caso, sino quería que se pusiera peor.

Cerré los ojos y me hice la dormida.

Note como Tom caminaba de un lado a otro en la habitación, hasta que se detuvo y comenzó a hablar.



Tom: ¿Dónde diablos estas Bill? ¿Qué? ¿Estas con ella? ¿Pero eres idiota o qué? Hace horas que te estamos buscando y tú sin contestar el celular. Bill, lo mejor es que te vayas a casa, mamá está preocupada. ¿Qué? ¡No, no! ¡Maldición!, Bill, yo no puedo ir estoy aquí con Yazz. Ella está dormida. Por favor, vete a casa. Adiós.



¿Con ella? ¿Quién es ella? Definitivamente todas estas malditas preguntas y dudas me estaban matando.

Quería saber quién era ella, de quien se trataba, y por qué Tom, me había mentido acerca de que Bill aun me quería.

Minutos después me quede dormida hasta que de repente oí unas voces bastante subidas de tono por lo tanto me despertaron.



Tom: Pero, ¿dónde diablos estabas?

Bill: Ya te dije

Tom: ¡Maldición Bill! ¿Eres idiota acaso?

Bill: Tom yo con vida puedo hacer lo que quiera

Tom: Tienes toda la razón con tu puta vida puedes hacer lo que quieras pero con la de ella… ¡NO!

Ok tenía que hacer algo para que ese par se diera cuenta de que estaba despierta y dejaran de discutir además de que en verdad no quería oír algo que no fuera agradable para mí.

Yazz: ¡Buenos días! –voltearon.

Tom: ¡Carajo! ¿Te despertamos verdad?

Yazz: Si, pero no importa tranquilo

Tom: Lo siento

Yazz: Tranquilo no pasa nada

Bill: Disculpen pero yo me tengo que ir

Tom: ¿A dónde?

Bill: A casa, Tom

Tom: Espero que sea cierto

Bill: -suspiro- Adiós



Tom se quedó mirando como su hermano se iba cuando salió de la habitación el solo se limitó a bajar la mirada y dar un pequeño suspiro.

Yo lo miraba atentamente mientras que mis pensamientos fluían por toda mi cabeza y pensaba en todo lo que había dicho.



Tom: Lamento mucho haberte despertado

Yazz: En serio no te preocupes, de todas formas me despertaría en cualquier momento

Tom: Bueno…dentro de unos minutos vendrán hacerte una revisión

Yazz: ¿Me darán de alta, ya?

Tom: No lo sé, pero esperemos que si

Yazz: Tom, si no ya no quieres estar aquí… puedes irte no te preocupes por mi

Tom: Tranquila, si no quisiera estar más aquí ya me hubiera ido desde hace mucho, además dentro de poco me iré a casa para darme un baño y cambiarme de ropa y mientras vuelvo Crizz se quedara cuidando de ti.

Yazz: Vete tranquilo Tom, la verdad es que es lo mínimo que te mereces después de cuidarme tanto

Tom: Si, en eso tienes razón además recuerda que también te doy la comida en la boca como toda bebita –se rió.

Yazz: Bueno si, pero no es necesario que me lo recuerdes ¬¬

Tom: ¿Te avergüenzas, de que un chico tan sexy y bueno como yo, te dé de comer en la boca?

Yazz: Si –me reí.

Tom: Entonces no te la volveré a dar

Yazz: Bueno eso no es problema ya que ahora estoy mejor por lo tanto puedo sola

Tom: Me alegro –sonrió.



Unas enfermeras nos trajeron la comida mientras nos servían Tom aprovecho para llamar a Crizz.

Cuando el termino de comer me miro atentamente mientras que se reía.

Yo lo miraba de reojo y me empecé a reír, estuvimos así hasta que terminamos la comida.

Me estuvo contando como les fue la gira y de lo agotador que fue de pronto la puerta se abrió.





Crizz: Yazz –sonrió.

Yazz: Hola –me reí.

Crizz: Veo que ya estas mejor

Yazz: Si, poco a poco voy mejorando

Crizz: ¡Qué bien!

Tom: Oye ¿Acaso a mí no me vas a saludar?

Crizz: Claro –se acercó a él y lo beso.

Yazz: ¡¡Aww que lindos se ven además de que se ven muy felices!! Me alegro por ustedes

Tom: La verdad es que si somos muy felices, gracias... Bueno lo siento pero me tengo que ir

Crizz: ¿A dónde?

Tom: Iré a la casa a darme un baño, cambiarme de ropa y ver como esta Bill

Crizz: Esta bien

Tom: Adiós –se acercó a mí y me dio un beso en la mejilla- cuídate

Yazz: Si, gracias

Tom: -Camino hacia Crizz- Nos vemos luego –la beso.

Crizz: Te quiero –le devolvió el beso.

Tom: -Sonrió y camino hacia la puerta.

Crizz: Bueno nos hemos quedado solitas –se sentó en la silla.

Yazz: Si

Crizz: ¿Está todo bien?

Yazz: Si, ¿por qué no tendría que estar bien?

Crizz: ¿Eh? Por nada solo preguntaba –sonrió.

Yazz: Criztabel, ¿qué me están ocultando?

Crizz: ¿Están?

Yazz: Si, tú y Tom y quiero saber ¿Qué es y porque?

Crizz: No es nada Yazmin

Yazz: No te creo

Crizz: Te estoy diciendo la verdad

Yazz: Pero –alguien llamo a la puerta y no pude terminar de hablar.

Médico: ¡Buenos días!

Yazz: Hola

Médico: Hola –miro a Crizz- ¿y tú eres, su prima, su hermana?

Crizz: ¿Eh? No, Yo soy una amiga

Médico: Entiendo, Sabes es raro que hoy no este contigo Bill

Yazz: ¿Bill?

Médico: Si, los días en que estuviste en coma no se separaba de ti ni un solo instante, es más lo tenía que obligar a que fuera por algo de comer y el me pedía que me quedara contigo mientras el salía, se ve que te quiere mucho –sonrió.

Yazz: -miré a Crizz- ¿Que me estas ocultando?

Crizz: Nada, ya te dije

Médico: Bueno tengo un diagnóstico y se le tengo que dar a ella –miro a Crizz- ya que no tienes ningún familiar aquí

Crizz: Si, si dígame

Médico: Preferiría que fuera en privado

Crizz: Entiendo –se levantó y me miró- Ahora vuelvo –asentí.



Los dos se fueron de la habitación mientras a mí me dejaban con un sinfín de dudas.

¿Bill me quería? ¿El? Entonces por qué ahora no estaba conmigo, ¿porque cada vez que me veía despierta se iba? ¿Por qué me esquiva?

¿Por qué? Esa era una de las muchas cosas que no entendía de el en estos momentos.

La puerta se abrió y Crizz entro corriendo con una enorme sonrisa en su rostro mientras que me abrazaba.



Yazz: ¿Qué pasa? ¿Por qué tanta alegría?

Crizz: Es que el doctor dice que si pasas bien esta noche, mañana te dan de alta

Yazz: ¿De verdad?

Crizz: Si, ¿Oye vendrás a casa verdad?

Yazz: A casa… ¿dónde?

Crizz: No sé, puedes quedarte a dormir en casa de los gemelos

Yazz: No se tendría que hablar con ellos

Crizz: Tú tranquila ten por seguro que te aceptaran, ya que si no fuera así no te estarían cuidando bobita

Yazz: Tienes razón –me reí.



El día fue pasando rápido, hasta que llego la noche y Crizz se fue y Tom volvió.

Él me dijo que me podía quedar en su casa el tiempo que quisiera, que yo era un miembro más en

la familia y que era bien recibida.

Esa noche la pase bien, bueno admito que no tan bien ya que tenía un poco de dolor como casi todas las noches, producto de las heridas que tenía pero ya se me pasaría.

A la mañana siguiente Tom me dejo una mochila en el sillón que estaba ahí y se me quedo mirando.



Yazz: ¿Que, es?

Tom: Crizz te compro ropa y una de las tantas piezas que te compro está aquí con todo y zapatos, ya que la ropa que tenías se perdió en el incendio

Yazz: ¿En serio? –Me levante- ¡auch! –me quejé.

Tom: ¡Hey poco a poco! –Me tomo del brazo- No estas 100% recuperada

Yazz: Ok –Tome la mochila y la abrí.

Empecé a mirar la ropa que Crizz me había comprado y la verdad es que era bastante bonita; pantalones negros y

una camiseta de manga larga con rayas rojas y negras, unos tenis negros y ropa interior.





Tom: ¿Te gusta?

Yazz: ¡Sí!

Tom: Pues qué esperas póntela y vámonos ya, que en casa te echan de menos–sonrió.

Yazz: Gracias, Tom

Tom: De nada. Bueno yo te espero en la sala de espera

Yazz: Ok y de nuevo gracias



Tom camino a la puerta salio y luego la cerró.

Yo me coloque delante del espejo que estaba colgado en la pared, me quite esa bata de color verde la cual tuve durante mucho tiempo y la deje caer al suelo.

De la mochila que me llevo Tom saque mi ropa interior y me la puse, ya que tenía puesta la ropa interior me mire fijamente en el espejo.

Algo me había llamado mucho la atención en ese momento…. Si era ese tatuaje el que me había hecho justamente el día del accidente.

Donde solo me había puesto la letra “B”.



La puerta se abrió y yo me voltee de golpe, era, era él.



Bill: Lo siento, no sabía que estabas así

Yazz: No te preocupes – saque el pantalón de la mochila y me lo puse.

Bill: Bueno he venido por ti

Yazz: ¿Y Tom? –dije poniéndome la camiseta.

Bill: Me encontré con él en la sala de espera y le dije que yo te llevaba

Yazz: Ha ok



Me senté en una silla y me puse los tenis.



Bill: Yazz –lo miré- antes de que salgamos del hospital tengo que decirte algo muy importante, que debes saber

Yazz: ¿Qué es?

CONTINUARA....

2 comentarios:

MilenkaTH98 dijo...

Me dejaste boquiabierta!!
como fue que... waa! Bill ,le dira lo del bebe???
ahh casi llorooo! no se si era de la emocion o tristeza pero iguaal, queria llorar :'(
sigue asii Yazzu ,ya extrañaba tu fic :D te kieroooo...

Engel der Nacht dijo...

¡¡¡aaaaa!!! hace tanto tiempo que espera leer el cap U.u
pero ahora estoy super feliz por leerte n.n
esta hermoso el cap... ya voa a leer el proximo